La columna de los amigos, hoy: Gustavo Gonzalez Maffiodo

El poder embriagante

El momento de compartir bebidas alcohólicas con amigos, en cantidades industriales, (La bebida, no los amigos) es cuando el paraguayo muestra todo lo que es.

Basta unos cuantos centímetros cúbicos para que el susodicho haga una presentación magistral de lo que es, lo que aspira ser y casi siempre, porque no lo dejan ser.

Esto solo se nota si el interlocutor está lo suficientemente sobrio para valorarlo, de lo contrario se entra en discusiones de borrachos, de nunca acabar, tratando de demostrar quien es mejor.

Cuando empiezan a sonar El Rey, Volver, volver o en otros círculos mas elevados, A mi manera, sabemos que empezó el monologo del autobombo.

La mayoría de estas músicas tiene la particularidad de resaltar el tipo de vida que ha llevado el borracho ocasional, aunque en la vida real es el buey, haya vivido a la manera de la esposa y todo termina con devolver, devolver.

Al largar el freno de mano cerebral por obra del alcohol, se recuerdan todas las cosas buenas que ha hecho y es probable que ese personaje que estamos viendo en ese momento sea el verdadero, mientras que el otro, el callado, el sumiso, es así por reglas de urbanidad, por tener una jerarquía inferior o timidez.

El otro factor casi tan embriagante como el alcohol y que también hace aflorar el carácter del paraguayo es el poder. No es que el poder transforme, sino que las reglas de urbanidad o convivencia hacen que no se muestre el puñal que todos llevamos bajo el poncho y solo salga a la superficie cuando se asume dicho poder.

Una vez perdido  o recuperado el estado de sobriedad, vuelven las fieras a calmarse y a esperar un nuevo momento similar para repetir todo lo anterior.

Soy partidario que a todos los aspirantes a un cargo importante se les someta a una prueba de “alcotest”, ver la reacción de este candidato al alcohol para saber con que personaje tendremos que lidiar en el futuro y no depender del que vive constantemente mareado, por el poder o por el alcohol.
Gustavo A. González

Anuncios

4 Respuestas a “La columna de los amigos, hoy: Gustavo Gonzalez Maffiodo

  1. Excelente idea Gustavo!
    Y… hace piko falta decir que las caricaturas son geniales?

  2. JEJEJE EL ALCOTES!!!BUENISIMA IDEA!!!ASI MISMO KO ES!!!!….A MI MANERA…. FAMOOOOOOOOOOOSOOOOOOOO!!!!!!!LAS CARICATURAS ESPECTACULARES!!!!COMPLEMENTAN CON UN 10 TU ARTICULO!!!!JAJAJAFELICIDADES A TODOS!!!!

  3. Excelente articulo y muyyy cierto…. cuando empieza el alcotes, muchos se destapan

  4. Ciertísimo Gus, solo falta agregar otra sustancia altamente embriagante, la plata, hay quienes prefieren manipular a la sombra y compran y venden gente, con su poder pero parecen mansos corderitos, hasta que un día sacan las garras.
    cariños gordito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s