Se viene la tercera. Escribe Gustavo González Maffiodo

Gustavo Alberto González Maffiodo es médico de profesión y escritor en sus ratos libres. Desde tiempos inmemoriales colabora con este blog, hace mucho que no lo hacía “por falta de tiempo” ndajekó, bueno….tenemos que creerle . Actualmente parece que sus ratos de ocio son más numerosos, sobre todo después de sus último cumpleaños en que aprovechó para reflexionar (era hora) sobre los años que nos caen encima. Gustavo ahora vuelve con sus carga de verdades, humor  e ironía con la promesa de hacerlo más seguido. Claro…sus fans y seguidores también tienen mucho que ver, no paraban de solicitar su vuelta…y aquí está…pasen y vean. Que lo disfruten.

PD. Gustavo, pasá por acá…ya está listo tu cheque.

Se viene  la tercera!!!

Los que ya pasamos de primera a segunda raudamente, y estamos por llegar a la  tercera, sin ser un auto, aunque el motor y la carrocería se parezcan a uno importado de Iquique, con cambio de volante incluido, notamos que la edad cronológica es  diferente a la edad mental.

Si bien la mente aún funciona a medias, manteniendo una imagen de sí mismo de hace unos años, el organismo ha pagado las facturas correspondientes a tantos cumpleaños que el simple calificativo de achacoso queda corto para etiquetar (termino feisbukero )a una persona. La carrocería sufre el paso del tiempo.

Empezando la descripción por el polo norte, existen dos posibilidades: Que la abundante vegetación de antaño haya sido deforestada quedando como campo invadido por campesinos sin tierra, pelado, o que las nieves del tiempo hayan blanqueado no solo la sien, sino todo el hemisferio. Algunos dicen que la pelada es fruto de abundante hormona masculina, pero las posibilidades de demostrarlas disminuyen considerablemente  a esta edad.

Ingresando a la zona del Ecuador del cuerpo humano, es posible que a semejanza del globo terráqueo, se haya ensanchado, hecho comprobado por las camisas  mal confeccionadas, más cortas, de encogimiento  rápido, dejando ver la panza, por defectos de las prendas de vestir.

Por el mismo motivo, los cintos ocupan cada vez posiciones más bajas: es que la cintura ha descendido unos metros por debajo del nivel del mar, dejando entrever intimidades no aptas para jóvenes; como las gomas recontra gastadas del popular anatómico y el signo de la canaleta posterior, con el origen de las nalgas y el surco que las divide, cuando el susodicho se agacha a recoger algunas monedas, hecho considerado como deporte extremo y digno de incluirse en las olimpiadas.

Si antes los pantalones se gastaban en las sentaderas, hoy somos especialistas en destruir la tela entre las piernas. Si a esto le sumamos los trastornos miccionales y que diez años atrás  olvidábamos  subir el cierre del pantalón después de mear,  hoy olvidamos bajar el cierre antes de orinar, los pantalones duran menos que los usados  comprados de fardos europeos y con el olor característico.

De los zapatos ni hablemos. Antes nos guiábamos por las marcas; hoy por la comodidad. Buscamos aquellos que tengan un espacio extra, para el juanete, de lo contrario nos cuesta un tiempo domar a estos zapatos nuevos.

Pero tiene sus ventajas. En la peluquería tardamos menos y nos dan los primeros  lugares en las filas.

Es probable que nos aferremos a lo poco que nos queda y nos matemos a fierrazos en los gimnasios, en maratones, caminatas, trotes, para conseguir el piropo de “Que buen físico tiene el viejo ese” de las jóvenes, o que te digan, estas media hora más joven!!

Pasemos tranquilos a la tercera edad; si aparece el Alzheimer, que en italiano se llama Franco Deterioro,  tendremos la oportunidad de amanecer con una esposa nueva cada día, y los viejos amigos serán  nuevos amigos a diario.

Total, envejecer es mejor que la alternativa!!

Anuncios

4 Respuestas a “Se viene la tercera. Escribe Gustavo González Maffiodo

  1. muy bueno ,como siempre!!!un abrazo gus!!

  2. Nico, sos un Fuckin genio! JajajaJajaja

  3. Excelente… sigo pensando que voy a plantar allá arriba, menos mal que empecé joven.

  4. Una descripcion jocosa de la realidad.
    Muy buena por cierto.
    Alargar ell tiempo antes de llegar a la tercera es la consigna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s