Delicias culinarias

Escribe Gustavo Gonzàlez Maffiodo (el new chef)

tercera edad

Está demostrado científicamente que las hormonas masculinas van disminuyendo a medida que nos acercamos a la tercera edad, que suele ser la vencida.

Coincidentemente, la afición por la cocina en los hombres va saliendo del closet en esta etapa de la vida.

No conozco ningún trabajo que avale y relacione estos dos fenómenos, pero es una grata coincidencia.

Hombres de sacos y corbatas, de andar apurado, de tres celulares sonando al mismo tiempo, al entrar en esta etapa de la vida se van transformando. De andar tranquilo, con pantuflas   pero con delantales, ponen a prueba a su familia, como conejillo de indias, para degustar los sabores copiados de un libro de cocina o de creación propia.

No existe publicación sobre el tema que no sea ávidamente leído y puesto en práctica en la ocasión que amerite.

Que las recetas de la abuela, de la madre, que Ariel, que Locos por el  , que Gourmet, que Utilísima, todas sirven para calmar esas ansias recientemente nacida; producto de la desocupación que acompaña en estos tiempos.

Si antes la afición era adquirir camisas, corbatas, zapatos para el trabajo, hoy es adquirir la cocina súper moderna, eléctrica, de inducción, con las cacerolas adecuadas, el tambor con parrilla con todos los accesorios, palanca al piso, techo corredizo, alfombra, etc.

El tatakuá debe ser con termómetro exterior, calentadas con rajas que no sean de deforestación. Los cuchillos de acero inoxidable que puedan ser utilizados como espejos. La tabla para cortar la carne de Trébol, porque da un sabor diferente.

Así la familia se ve obligada a consumir ciertos platos con nombres extraños, recordando con algunos lagrimones los tallarines habituales de los domingos.

Pero el nuevo cocinero de la familia aporta solamente para preparar y cocinar. La limpieza posterior ya no le corresponde. Suficiente sacrificio ha realizado que debe ser compensado con aplausos y vítores de los comensales, aunque sean más falsos que promesas políticas en épocas de elecciones.

Pero es buena esta nueva afición. Por lo menos existen peores, como tratar de frenar el paso del tiempo queriendo reprisar proezas del pasado, quedando en off side con la vida.

A buscar la felicidad y si es este el camino, adelante. Siempre habrá alguien que nos haga sentir feliz alabando lo que preparamos.

Disfrutemos, que la vida es corta.
Buen provecho!

 

reuniones

rechazar

prestar

 

Anuncios

2 Respuestas a “Delicias culinarias

  1. Briñlante

  2. Asi mismo Gonzalez Maffiodo con un rato en la cocina yo mato el stress. Barriguita llena la patrona y los hijos contentos. Nico excelente como siempre 👏👏👏👏

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s