Los tres loritos

En casa teníamos dos loros, Orestes e Hipólito. Andaban por unas ramas que les puso mi hijo, por una planta de tembetary en medio del patio. Una mañana nos dimos cuenta que cierta bandada de loros de su especie, venían todos los días a posarse en la cima de un cedro y no lo van a creer ¡conversaban! De a poco, Hipólito, se les fue acercando , subiendo un poco cada día. No así Orestes. Una siesta, haciendo uso de su libre albeldrío, Hipólito voló con ellos. Orestes sigue aquí, gordito, rechonchito. los otros suelen pasar muy arriba y se gritan..andá a saber qué cosas se dicen. PARA LEER CON LOS MÄS CHIQUITITOS:

los tres loritos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s