Archivo de la categoría: Uncategorized

Norte tarova

Ña Ma´¨era, Delmer y Jagua Piru

Imagen

Chivita

Imagen

Ña Ma´ëra, Delmer y Jagua Piru

Imagen

Cepa albirroja

Imagen

Delmer y Jagua piru

Imagen

Ña Ma´ëra, Delmer y Jagua Piru

Cuatro árboles

En el bosque del rock hay cuatro árboles frondosos, colosales. Están ubicados en una colina, donde el viento al soplar produce variadas notas musicales, melodías, armonias, acordes, arpegios. Muchos crecieron bajo sus sombras y el sendero que allí se inicia con ellos, tiene como destino el infinito. (Pintura acrílica sobre madera 82 cm x 42 cm)

Carlitos Vera (1949 – 2021)

Si en estos momentos pudiera decirte al oído…”hasta que ñanderejá, nde tipo”, estoy más que seguro que me responderías con un lacónico “ja puká mba´e”.  Dejás el mundo de los vivos, “y de tantos avivados” (agregarías sin dudar) con varios títulos, señor, caballero, lord, prócer del humor genuinamente paraguayo, autóctono hasta la médula. Observador agudo, fabricante de risas. De ese buen humor tan difícil de lograr que generabas con la facilidad  de un gesto, una imitación, con una frase. Actor, comediante, imitador, solidario, excelente amigo, cerrista hasta el caracú.

A pesar de tantas risas que lograste arrancarnos, la tristeza por tu viaje nos gana. Nos resta palabras para definir este momento. Solo queda desearte desde el fondo de nuestros corazones, descansa en paz, Carlitos Vera. Lo tenés merecido. El cielo es tuyo. Nadie te lo podrá negar.

Nico Espinosa

Charlie Watts (1941 – 2021)

Hoy, tu partida despertó en mí la somnolienta nostalgia que vive escondida detrás de mis costillas.  Saltaron imágenes de aquel tiempo de colegio, poesía y rockanrroll en donde era fácil ser feliz. Esas tardes de invierno cuya cansina llovizna invitaba a caminar disfrazado de gris tarareando WILD HORSES.  O en la primavera, listo para estrenar pantalones Oxford en algún esperado coctail estudiantil,  una vez allí hacer amistad con el disc jockey para lograr que ponga SYMPATY FOR THE DEVIL  o I CANT GET NO( SATISFACTION), con las esperanzas de conocer a una HONKY TONK  WOMAN de sonrisa ancha  y amable.

Nostalgias de  escuchar los latidos de mi corazón al compás de tu bombo mientras hacías sonar BITCH, cuando debía bajarme corriendo del colectivo para intentar salvar mi cabellera de los esbirros de la tenebrosa “Operación tijera”.

Tantas cosas con sabor a BROWN SUGAR me hicieron dar vueltas por la vida como el girar de un vinilo reluciente, sonando en un poderoso “combinado” en casa de algún generoso amigo que compartía su espacio y su gusto musical.

CHARLIE WATTS… se acabó el disco pero la música sigue sonando en mi cabeza, en mi corazón, en mis tripas.

Imagen

Aplausos